Menstruacion

MenstruacionLa menstruacion es un suceso importante en la vida de toda niña. Marca el paso a la edad adulta, de una mujer.

Los progenitores pueden hacer sentir cómodas a sus hijas con respecto a esta función natural y mensual, introduciendo a menudo y con anticipación el tema a fin de aclarar sus interrogantes y disipar cualquier temor que tengan.

Para que el padre o madre le explique a sus hijas qué es la menstruacion, debe tener cierto conocimiento de los siguientes conceptos:
• La diferencia entre las partes íntimas femeninas y masculinas
• Que los bebés crecen en el útero de la mamá
• Que para hacer un bebé se necesitan un hombre y una mujer
• Cómo se gestan y cómo nacen los bebés
• El significado del acto sexual
• Un claro sentido de los valores de su familia
Si su hija tiene ocho o nueve años y todavía no ha tratado con ella estos temas, encuentre la ocasión adecuada para rever los elementos básicos de la reproducción. En la Clave 3 se ha hecho referencia a estas situaciones. Puede comenzar por una explicación simple sobre la menstruación, como esta:

• La menstruación, o el período, es la manera que tiene el organismo de ensayar para un posible embarazo, si uno decide tener un bebé.
• La menstruación ocurre en todas las niñas cuando comienzan la pubertad.
• La menstruación es una parte natural y normal del crecimiento.
Basándose en las reacciones iniciales de su hija y en los límites de su propia comodidad, los padres quizás quieran agregar más información. Si usted, como progenitor, se siente incómodo con el tema, trate de leer con anticipación algo al respecto. Converse acerca de distintos enfoques con amigos que tengan hijos de la misma edad que los suyos. Muchas comunidades dan clases que se concentran en la pubertad y la menstruación, a través de sus grupos juveniles, hospitales o iglesias locales.

Vaya a una clase con su hija, como una manera de abrir las puertas a la comunicación. Con frecuencia, en quinto grado, las escuelas dan charlas para madres e hijas, conducidas por un médico invitado. Los progenitores también pueden proporcionarles a sus hijas libros adecuados sobre la sexualidad. Siga estas sugerencias y se asegurará de obtener un buen resultado. De todos modos, su responsabilidad parental acaba de empezar. Las chicas necesitan recibir y rever información acerca de su sexualidad muchas veces a lo largo de su preadolescencia y adolescencia. Tener una sexualidad saludable es un proceso de aprendizaje que dura toda la vida.

LA MENSTRUACION

Qué y cuándo

La menstruacion es el signo de la pubertad en las niñas. La ^enarca, el primer período menstrual, puede ocurrir en cualquier momento entre los nueve y los dieciséis años. Se denota período precisamente porque ocurre periódicamente, a eterminados intervalos. Cuando a la mayoría de las chicas se es cuenta por primera vez acerca de los ciclos menstruales muestran cierto desagrado y/o preocupación. Entonces, es Portante que el progenitor presente esta información de manera agradable y positiva, ya que la menstruación es una función intrínseca del organismo femenino. El primer contacto de una niña con el tema puede dejarle una impresión duradera acerca de la manera en que verá su propio cuerpo en el futuro.
El comienzo de la menstruación varía considerablemente de una niña a otra niña. Para la mayoría, la menarca ocurre una vez que hay cierto crecimiento del busto y después de la aparición del vello púbico. El estirón debe preceder o acompañar estos cambios. Nadie puede predecir cuándo exactamente comenzará el ciclo menstrual en una niña.
La menstruacion es regulada por una glándula ubicada en el cerebro denominada la pituitaria. Dicha glándula actúa como un reloj despertador interno que marcase el comienzo de la pubertad en el momento preciso para cada persona. Envía al resto del cuerpo, mensajes bajo la forma de hormonas. Las hormonas son sustancias internas del organismo responsables por los cambios relacionados con la pubertad, incluyendo el crecimiento y el desarrollo de los órganos sexuales o de la reproducción.
Cómo y por qué
Los ovarios son los órganos sexuales femeninos, y producen una de las hormonas del organismo: el estrógeno. Este afecta a muchos órganos y, simultáneamente, envía una realimentación o feedback al cerebro hasta que se logra el equilibrio adecuado entre las hormonas que circulan en el organismo. Este equilibrio químico exacto y delicado forma parte de la maravilla del cuerpo humano.
Además de producir el estrógeno, los ovarios actúan como depósitos para otro elemento femenino importante: los óvulos. Las mujeres nacen con una cantidad fija de óvulos (¡400.000 para ser exactos!), que irán perdiendo a lo largo de su vida. Impulsados por las hormonas, estos óvulos comienza madurar en los ovarios hasta ser liberados. A este pro-so se lo denomina ovulación.

Si bien varios óvulos pueden madurarse al mismo tiempo, por lo general sólo un óvulo es liberado del ovario durante cada ciclo menstrual. Conjuntamente, el útero se prepara para un posible embarazo. (Recuérdele a su hija que el útero es ese órgano en forma de pera o globo en el cuerpo de las mujeres en donde crecen los bebés.) La superficie interna de la pared uterina forma un revestimiento que sirve para alimentar al feto en potencia.

Una vez que el óvulo es liberado, pasa por la trompa de Falopio. Si el óvulo no es fecundado (lo que significa que la unión de un óvulo con un espermatozoide no se produce), circula hacia el útero durante los días siguientes. Dos semanas después de la ovulación, el óvulo disuelto, junto con el revestimiento del útero, se desintegra. El revestimiento, que consiste en un fluido sanguíneo, es lo que constituye el flujo menstrual.